Luego de sufrir una lesión que lo saca de las canchas cuatro semanas y se perderá de las finales del torneo el jugador aprovechó para despedirse de los hinchas porque no va más con los 'diablos rojos' en lo que resta del año, agobiado por el sufrimiento de sus familiares y otras situaciones que lo tienen fatigado.

"Es difícil, pero ya lo venía meditando y no voy más con América. Hay muchas cosas que me tienen incómodo y prefiero dar un paso al costado, quería irme ganando el primer semestre pero no se dio, entonces me voy ahora", señaló.

Aclaró que no hay diferencias con el cuerpo técnico y por el contrario ha sentido el respaldo de sus conductores, pero el entorno no ha sido positivo ni para él, ni su familia.

"Uno debe luchar dentro y fuera de la cancha y eso te desgasta, mi familia sufre y siento que hay mucha gente que espera nuestro fracaso. El día a día es difícil y pienso que lo mejor es dar paso a otros jugadores que le aporten más al equipo", remató.

Paulo César Arango fue uno de los ejes futbolísticos de los 'escarlatas' en el 2012 y 2013 y cargaba con la responsabilidad de ser uno de los referentes del grupo, por ello las críticas más ácidas caían sobre su nombre.

Declaraciones dadas a: www.futbolred.com